Monthly Archives: September 2015

Fin del verano y nuevas metas

 

cabecera

Con gran tristeza y desazón abandonamos en el blog las vacaciones de verano para retomar nuestro ritmo de publicación (que intento que sea un post cada 15 días). Sé que, a estas alturas (google me dijo el otro día que ya estamos en otoño), ya debería haber dicho adiós a las vacaciones. Pero la verdad es que aquí somos de vacaciones tardías. Es una de las ventajas de ser autónomo y hacer microstock, las vacaciones las elijo yo. Si además eres uno de esos que se tuesta al sol, podrás lucir un moreno pleno en octubre, que siempre está muy bien visto por la sociedad.

Con la vuelta de las vacaciones, vamos a replantearnos el objetivo de este blog. Algunos lo habréis leído, otros ¡ignorabais que teníamos un objetivo! Pero lo había, y fue planteado en marzo del 2013… Cuando eramos unos alevines en esto del microstock y teníamos destellos de juventud en los ojos*. Pues este objetivo, que podéis encontrar aquí, era un reto. Esto es lo que escribí hace más de 2 años sobre el microstock, en nuestro primer post como Stockmission:

“Me embarco en este experimento porque viene a cuento y después de unas cuantas preguntas morales sobre ¿Merece la pena apuntarse a una de estas páginas de microstock? ¿Estaría mal vendiendo mi trabajo? ¿Se usará alguna de mis imágenes para hacer el mal, causando la destrucción masiva de la tierra? […] Aquí empieza el experimento, que espero que con el tiempo al menos me de para pagarme las vacaciones al final del año (de algún año).”

Felicidades, microstockera del pasado, lo has logrado. Te has pagado las vacaciones. Pero, ¡sorpresa! También te estás pagando la comida, el piso, los regalos de cumpleaños (malditos regalos de cumplaños) y una tableta cintiq a la que abrazas cada día desde que llegó. Sin embargo no ha sido un camino de rosas. Nononono, ha sido igual de difícil que un trabajo de oficina. Peor, por que he tenido que compatibilizarlo con un trabajo de oficina. Y de momento no puedo considerarme rica. Pero como premio teníamos la libertad (acompañar esta palabra con una buena banda sonora) y trabajar desde casa.
Bueno, he de aclarar que “Premio” está entre comillas. Es un premio para mi, ya que personalmente adoro trabajar desde casa. Existe gente que necesita más el calor humano de una oficina y los horarios rígidos. Yo lo aprecio, pero la tentación de no tener jefe me puede. Eso, y no tener que madrugar, claro. Además, no trabajo sola, sino con mi compañero, que también se dedica a diseñar para Microstock.

A día de hoy, el dinero que gano al mes ha ido subiendo de forma regular. Hace dos años podía ganar 3 euros al mes. Luego subí a 20. Luego a 100. Luego (muy luego) a 1000. Durante 2 años he dedicado una media de 1 o 2 horas al día a hacer microstock (también ayudaba la flexibilidad de mi trabajo, que me dejaba muchas horas libres). Tras comprobar que se puede vivir de esto (ya veremos si bien o si muy bien) desde el blog hemos dado el salto a trabajador freelance a tiempo completo. Con un objetivo de dedicar 5-6 horas al día como mínimo al microstock. Y empezamos a partir de hoy. Así que, nos planteamos un nuevo reto. Vivir solo del microstock, con lo que conlleva invertir un buen dinero en autónomos y renunciar a parte de mi sueldo en un trabajo fijo. ¡Os contaremos nuestra evolución, como siempre!

 

 

Tagged , ,